martes

27 años

Digamos que la vida se transforma en un globo. Un globo de colores...


Y yo sigo intentando reventar ese globo a piedrazos.

lunes

Canciones de Stooges

Vas vas vas, arruinando el susodicho del malestar, pensando que craneas el estar, cuando vas destruyendo el imaginario del ser, perdida y azotada por mentiras que te van.

Estás dormida, mordida, sin saber dónde están las piezas que piensas ocupar. No tienes ojos, creyendo ver la realidad, agotada y gastada pensando en ese malestar.

Toma la gloria... Creyendo que es tal...
Toma la gloria... Pensando que tú y yo somos felices, una vez más.

_

Linda te ves. Como una estúpida sombra del anochecer.
Lindo espectro pensando por el diseñador mentiroso y drogado que cree que todo está bien afuera de su mente, como el semi-Dios teñido de dorado, levantado estatuas a todos quienes lo quieren escupir, para recibir camotes muertos ante los inmóviles cadáveres que esperan caer ante la respuesta. Entre ellxs estás tú. Pensante, mediadora entre el tiempo-acción. Completamente dormida. Se viene el tiempo de tu muerte, porque muerta estás. Falta el funeral. Tus ojos delatan esa ausencia de descanso que te mantiene arriba de la barra con los calzones limpios en la cartera, como si te faltase un coágulo en la colección sin memoria.

La canción ya se acabó. La terminé yo antes que tú. JA.

San Cayetano

He sorteado al destino y sus calavéricos paisajes, en donde llenos de tumbas logré reconocer pastabaseros, novias y un gran buque de osamentas destripadas, abandonadas en un momento de la historia del Chile norte, del chico norte chico, con trazos mortales a lo largo de la vena de la carretera. Descubrí un circuito sin ninguna lógica clara. Sin chamullos, sin cuentos ni engrupos, ni poses, sin Dios ni ley, sin reyes ni reinas, sin trabalenguas ni encantos, sin lunes ni domingos, sin tv ni radio, sin nada. Firme frente a la nada.

Vivo. Puro. Ácido. Con los santos demoníacos de mi lado, deshago el ardor de mis pigmentos sobre la vida consumida del resto de gentes que se asoman por las ventanas de mis casuchas improvisadas. ¿Qué ven? ¿Qué ven? Miran y se cegan. Los pilla el arco. El punto directo hacia sus vistas curiosas. Un malgusto, una no-sonrisa, una verdad alterada por la decepción de no haber visto nada. La luz de la ilusión, de la mentira, de la nada. No hay nada. No hay nada más que decir.

Sorteando el destino, vengan los baches para vomitarlos. 

domingo

26+1

Ad portas de ser lo que tus padres nunca fueron. Suerte en esto. Libérate de mí. Soy el asesino de tus sueños, lo que menos quisiste en tu vida, tu vida eterna.

No vuelvas más. No es necesario. Tengo un camino que me dirige.

miércoles

domingo

ATACA. AMA.

Son el horizonte. La única recta. Acostada, descansando sobre los cerros. Tu mirada sudada curva los elementos que configuran esta sincronía que llamas paisaje. Seco y cómodo, bajo el Sol padre que dicta su presencia ante el cansancio frío que espera la oscuridad para apoderarse y soplarte los huesos.

Tierra húmeda de su sequedad espontánea de unirte a lo intachable del desierto. Apernada, fija e independiente. Como la línea férrea, como el olvido, como el destino. Campamento minero paciente y valiente, dueño del contorno protector que merodea el caminante incansable.

Morenía dura y apretada, jefa de la razón y de la libertad. Viejos idiotas alegres, clásicos y forjadores de la valentía de nacer y crecer en tierra seca, cascarizada, partida y aplanada, quemada y nacida del brote del paso del orgullo de la naturaleza.

jueves

Muerte y vida

No sé cómo se inició. Sólo sé que estuvo dentro de mí desde que tengo memoria. Recuerdo el momento en el que me desorbité con esa necesidad de demostrar lo que puedo llegar a hacer. Una suerte de deuda con mis capacidades. Apolillado y diluído, olvidando lo esencial para ahogarme en la miseria, me introduje en esta selva de bestias, llena de traiciones y falsedades, de la mano de la maldad para luego luchar contra ella y verme apuñalado entre desconocidos.

Ahora, muerto, encuentro la salida hacia la felicidad. La verdad. La verdad descansa luego de ser alterada por la prueba de vida. Y acá estoy, afrontando el cáos de ser quien soy. Sin nada a mi favor. Sólo la esperanza de reconstruir algún día esa felicidad que se me quitaron.

Semi-muerto, eespero que el diablo me devuelva el favor.


Hoy 23.10.2014: ESTE BLOG SE CIERRA DEFINITIVAMENTE.
Para los interesadxs en él, dejo a disposición los links de descarga.

Juan Pablo Tapia Robles